top of page

"Swim run" se parece pero no es un acuatlón

Se acerca nuestra competencia La Isla SwimRun, una disciplina que combina natación y carrera, pero que no tiene nada que ver con el Acuatlón. El Acuatlón es un deporte que también reúne natación y atletismo, pero que se realiza de manera individual y siempre aplica el mismo orden: correr + nadar + correr, generalmente en un circuito que pasa en sus cambios por la misma zona de transición.


El SwimRun es totalmente distinto. Aquí no te cambias de ropa, nadas con los tenis de correr puestos y corres cargando con todo tu equipo de natación, incluyendo el neopreno si lo requieres. Puede ser individual pero suele ser en parejas. Las distancias varían, y pueden llegar a ser de 75 km o más. Se combinan las series de carrera con las series de nado. Es todo un reto, desafiante y divertido, ideal para los que amamos nadar en aguas abiertas y correr en la montaña.






Y a todo esto...¿a quién se le ocurrió semejante reto?


El origen del Swimrun no tiene que ver con franquicias organizadoras de eventos que buscaban hacer una carrera de trail o una carrera de aguas abiertas. Fue algo mucho más anecdótico. En el verano del 2002, los hermanos Mats y Jesper Andersson estaban con sus amigos Anders Malm y Janne Lindberg en un bar con vista al archipiélago de Estocolmo. Las servilletas llevaban impreso un mapa del archipiélago con todas sus islas. En algún momento de la velada, a alguno se le ocurrió que tal vez se podría recorrer esa distancia, nadando de isla en isla y pasando por encima de cada una de ellas hasta la siguiente. La distancia total era de 75 km, de los cuales 10 km eran a nado.


Por supuesto, en la mesa pensaron que era una idea descabellada. ¿Quién querría nadar en las heladas aguas del mar y además correr sobre las islas rocosas? Sin embargo, según las rondas de copas seguían, aumentaba también la seguridad en sí mismos de los cuatro amigos, que acabaron retándose a semejante proeza. Acordaron competir entre sí, en equipos de 2, a través de las islas y el mar del archipiélago de Estocolmo, llevando consigo en la ruta todo lo que utilizaran. Tenían que registrarse en cada uno de los 3 restaurantes de la ruta, con una buena razón para darse prisa: el primer equipo en llegar a cada restaurante podía comer y beber lo que quisiera, ¡y el segundo equipo en llegar pagaba la cuenta de todos!


Obviamente, no lo hicieron al día siguiente, imagino que tendrían una buena resaca, pero lo que sí es cierto es que cumplieron su apuesta. La primera vez que recorrieron la ruta trazada de la carrera, tardaron 28 horas en completarla, y al año siguiente lo hicieron, con el mismo resultado.


En 2006, a Michael Lemmel y Mats Skott les preguntaron si podían hacer una carrera oficial de su loco desafío. El primer par de años, solo once equipos tomaron la salida y solo dos lograron terminar dentro de los límites de tiempo. Los participantes aprendieron que la única manera de competir era no detenerse ni un segundo, nada de quitarse y ponerse el calzado y el neopreno.


Desde 2006, en ese mismo recorrido, se celebra el campeonato del mundo de SwimRun, el Ötillö SwimRun World Championship. Lo que empezó como una apuesta en un bar, se ha convertido en uno de los deportes de más en auge de nuestros tiempos, el SwimRun. El nombre del deporte se le ocurrió a Erika Rosenbaum, una de las ganadoras de ÖtillÖ, en 2011.


El próximo 30 de octubre llevaremos a cabo la primer competencia oficial de La Isla SwimRun, presentando dos distancias: SwimRun Experience de 8km totales y SwimRun Full Race de 30km totales. Consulta toda la información en La Isla SwimRun.


¡Queremos que vivas la emoción del SwimRun y que te vuelvas adicto a esta aventura!
258 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page